el nordestino
martes, 23 de enero de 2018   10:52 
facebook twitter gmail

Viernes 12 de Enero del 2018
Joven pedrojuanino recuperado de las drogas y de la delincuencia cuenta como el milagro de Dios salvó su vida y la de su familia
Convertido en un tenaz trabajador independiente, el predicador Robinson Riquelme pudo conseguir paz espiritual y un presente mejor para su familia. En una entrevista exclusiva, nos cuenta como por medio de sus vivencias y el amor de Dios se pudo convertir en un hombre que ayuda a sus semejantes a recuperarse.
Joven pedrojuanino recuperado de las drogas y de la delincuencia cuenta como el milagro de Dios salvó su vida y la de su familia
El predicador y coordinador de la comunidad Sagrada Familia Robinson Riquelme, junto a su esposa Fabiana y a su hija Ayleén Victoria, a punto de cumplir dos años. La familia espera una nueva nena para los próximos meses. (Foto: Diego Lozano).
Fuente: elnordestino.com (entrevista completa en la edición impresa 49 - Febrero de 2018).
Un servidor de Dios recuperado de la miseria de las drogas y de la delincuencia

“Mi nombre es Robinson Riquelme. Soy coordinador de la comunidad Sagrada Familia y siempre ayudo en la Pastoral de la Sobriedad. Hace tres años atrás mi vida era totalmente distinta a lo que es hoy; era una vida desordenada y de delincuencia. Eso fue hasta que me sucedió un hecho desgraciado. Es cuando me di cuenta de lo mal que estaban las cosas. Es cuando me arrepiento y le pido ayuda al Señor”.

“Él me escuchó, porque era un caso de vida o muerte, porque a mi esposa Fabiana se le dispara cuando estaba embarazada de cuatro meses. En la clínica donde la atendieron me dijeron que la única posibilidad de salvarla era quitándole a quien hoy es nuestra hijita Aileén Victoria. Fue cuando me arrodillé y le pedí a Dios que las salve, y prometí cambiar de vida. Le pedí a Dios que me guíe, porque prácticamente no lo conocía. Una vez que la trasladamos a mi esposa, la bala que según los estudios que se habían hecho estaba en la zona de sus pulmones, ahora estaba en la zona de las costillas. Y ese fue el milagro de Dios.  Mi esposa se recuperó y el embarazo pudo seguir adelante. Hoy nuestra hija está a punto de cumplir dos años”.


La salvación por medio de los retiros espirituales de la comunidad Sagrada Familia


“Recibimos una invitación para participar de un retiro espiritual de la comunidad Sagrada Familia, la cual aceptamos y fuimos con mi esposa. Le conocimos a Dios y pudimos cambiar totalmente nuestra vida. Dejamos de lado todas las cosas que no nos hacían bien; la farra y mi adicción a las drogas (marihuana, alcohol y eventualmente cocaína). En lo personal decidí dejar totalmente esa vida, al conocer a Jesús, que me sigue ayudando y dando la fuerza para poder continuar”.

“Hoy día soy coordinador de una comunidad donde están cuarenta y cinco jóvenes, junto a algunas personas adultas que nos ayudan. Gracias a esto varios jóvenes pudieron recuperarse. Estamos trabajando todos los meses con la Pastoral de la Sobriedad también. Es muy importante que las familias acompañen a los jóvenes que necesitan salir adelante. Lo aseguro por mi experiencia.  Es por eso que los invito cada sábado a partir de las 15 horas en el Salón Parroquial de la Parroquia del Perpetuo Socorro para participar junto al grupo y recibir ayuda. Como algún día me pasó a mí”.

(Entrevista completa en la edición impresa 49 de elnordestino.com - Febrero de 2018).

Comentarios
Publicidad
Zulma Ycassatti Felices Fiestas
Publicidad
Gloria Escobar Felices Fiestas
Publicidad
Cristian Franco Felicidades
Publicidad
Arq. Miguel Andrés Rojas León
Publicidad
Esteban Encina
Publicidad
demo