facebook
el nordestino
domingo, 25 de junio de 2017   23:27 
facebook twitter gmail
version movil

Sábado 17 de Junio del 2017
A menos de un mes de la visita de Santiago Peña, Honor Colorado está lejos de la unidad en Amambay
Sin cumplirse un mes de la visita de Santiago Peña, precandidato para suceder al presidente de la República Horacio Cartes, el movimiento Honor Colorado comienza a pulverizar la posibilidad de conseguir la unidad y consecuentemente precandidatos de consenso.
A menos de un mes de la visita de Santiago Peña, Honor Colorado está lejos de la unidad en Amambay
La visita del precandidato oficial a la presidencia de la República Santiago Peña, reclamando la unidad, logró aglutinar a buena parte de la dirigencia de base, a los tradicionales y nada más ni nada menos que a los cuatro intendentes colorados de Amambay. (Foto: Diego Lozano).
Fuente: elnordestino.com
Tras sucesivas divisiones en las últimas internas partidarias consecuencia de la imposibilidad de lograr consenso y unidad, el cada vez más sólido movimiento oficialista Honor Colorado parece otra vez díscolo en Amambay.

Esta vez fortalecido por el sector liderado por el ex castiglionista Marcial Lezcano, varias veces triunfador en las internas (excepto en las últimas municipales, oportunidad en que varios dirigentes claves interpretaron los tiempos y se anticiparon en la acción sumándose al oficialismo), Honor Colorado estuvo cerca de lograr la ansiada unión mayoritaria de los colorados en el departamento.

La visita del precandidato oficial a la presidencia de la República Santiago Peña, reclamando esa unidad, logró aglutinar a buena parte de la dirigencia de base, a los tradicionales y nada más ni nada menos que a los cuatro intendentes colorados de Amambay.

Fue justamente este último viernes el día en que el cielo casi perfecto comenzó a nublarse. El anuncio de una reunión oficializando las precandidaturas de Severo Villalba a la gobernación y la de su yerno “Juancho” Acosta para la diputación trajo como consecuencia otra reunión en Zanja Pyta, donde dirigentes del movimiento que no estaban del todo convencidos con esto anunciaron por su parte la precandidatura de Orlando Guardati para el cargo de gobernador y la de Marcial Lezcano para la diputación (previo acuerdo con el abogado Luís Guillén). Y todos atribuyéndose la chapa oficial de Honor Colorado.

Según analistas partidarios locales, unos se apuraron, mientras que otros, evidentemente molestos y disconformes, plantearon sus propios precandidatos. El tiempo dirá si esto queda así o a tres meses de la inscripción de las listas, puede que surja un mejor escenario para enfrentar en las generales a un liberalismo que viene prevaleciendo en las dos últimas décadas.

Comentarios
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad