el nordestino
lunes, 18 de diciembre de 2017   11:44 
facebook twitter gmail

Lunes 28 de Noviembre del 2016
Mariano Nívoli es un multifacético médico argentino radicado desde hace diez años en Pedro Juan Caballero
Especialista en Medicina Familiar, Mariano Nívoli integra el gran grupo de médicos que llegaron a nuestra ciudad para atender la alta demanda en cuestiones de Salud. En una entrevista exclusiva con elnordestino.com cuenta las diversas actividades que viene desarrollando en la Terraza del Paraguay.
Mariano Nívoli es un multifacético médico argentino radicado desde hace diez años en Pedro Juan Caballero
El doctor Mariano Nívoli es un reconocido y querido médico especialista en Medicina Familiar en el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero. También es profesor universitario, scout y bombero. (Foto: Diego Lozano).
Fuente: elnordestino.com (edición impresa).
Un médico argentino radicado hace diez años en Pedro Juan Caballero

“Soy de la ciudad de Santa Fé. Al fin del año 2000 me recibí de médico en la Universidad de Rosario, Argentina. En el año 2001 vine a Paraguay. Quise venir, y vine. Estuve en el hospital de Itaguá un tiempo, donde empecé a trabajar con la especialidad de Medicina Interna. Después me interesó más la Medicina Familiar, y comencé en el Hospital de Saltos del Guairá. Después de un año el hospital cerró; fue cuando me reubicaron acá, en el Hospital Regional de Pedro Juan Caballero. El encargado era el doctor Paio Medina. El tiempo fue pasando y me fui quedando en esta ciudad”.

Las especialidades de la Medicina y la Medicina Familiar

“Mi especialidad tiene dos nombres: Medicina Familiar y Medicina General Integral. Son dos nombres que dicen cosas distintas pero se refieren a la misma especialidad. La idea del surgimiento de la Medicina Familiar es un poco el hecho del gran volumen de conocimientos de la Ciencia Médica, que es difícil abarcarlo todo. Por una persona es imposible, incluso es difícil por pocas personas. Ese volumen de conocimientos hizo que la Medicina se haya dividido por especialidades para abarcar un volumen menor y restringido, donde el médico pueda desarrollar un conocimiento a profundidad. A su vez, esto ha demostrado tener limitaciones. Entonces los problemas menos complejos, que son precursores de los problemas más complejos, llevan a que el abordaje sea a su vez muy complejo. Los tratamientos de una simple gripe no son simples en la actualidad. Los conocimientos que se debe tener para enfrentar los problemas de Salud más comunes no eran abarcados por los especialistas. Fue cuando surgió ya hace más de cincuenta años la necesidad de crear una especialidad que ponga foco en los problemas de Salud más convencionales. Es cuando surge la especialidad de la Medicina Familiar”.

El abordaje primario de las enfermedades

“El resolver la enfermedad no nos resuelve la vida. El especialista enfoca sobre las enfermedades y mejora mucho la calidad de vida. Con esto no se resuelve todo. Hay un enfoque que es la atención primaria de Salud, que se ocupa de conservar la Salud, no en curar la enfermedad. Es una exigencia formar médicos de familia que puedan coordinar mejor la atención de los servicios de Salud en base a las necesidades”.

“La atención médica no es estrictamente clínica, tampoco estrictamente humana. El ser humano tiene muchos aspectos, muchas caras. Esto no implica diversidad, va todo junto. Lo que uno hace en una de esas caras repercute a las otras. Es como ocurre con el cubo de Rubik, que tiene colores definidos. Si uno cambia un color en un lado, cambia en el otro. Lo mismo sucede con el ser humano”.


La conducta de las personas ante la propuesta de tratamiento

“Cada persona considera de modo diferente las recomendaciones de un médico. Los cuidados personales dependen de cada uno. Uno aprende más cuando se golpea que cuando nos dicen que tengamos cuidado. Los médicos hacemos la propuesta de tratamiento, y está en cada uno ser receptivo. Algunos pacientes son más disciplinados, otros no tanto”.

“El mundo experimentó una aceleración en los cambios y la comunicación es mucho más fluida. Cuando cambia el paradigma, cambian muchas cosas. De pronto el concepto de seguridad es mucho más amplio. En ese sentido para el mundo en el que hoy vivimos, la comunicación es muy importante para las personas. En un paradigma seguridad podría ser tener comunicación con todo el mundo de manera permanente. Y si no me puedo comunicar, me siento inseguro y me angustio. Esto refleja el modo en que nos estamos comportando. Esto tiene mucho que ver porque de acuerdo al nivel de desarrollo humano y al nivel de educación de las distintas comunidades, las cosas tienen diversos usos y diferentes prioridades. Por lo general en nuestro ámbito se tiene más cuidado que cada uno de los integrantes de la familia tenga su teléfono celular que cuidar de la Salud de los integrantes. Como ocurre siempre con los cambios, son un arma de doble filo; vienen bien por un lado e implican un riesgo por el otro”.

“En los últimos tiempos se produjo una redefinición de los que es el ciudadano. Como individuo de Derecho el concepto ya se ha asentado. Cuando hoy se dice ciudadano, está ligado a la idea de educador. Antes esto era una opción, ahora es casi una obligación. Esto lo vemos en las capacitaciones, que cada vez se dan más en los distintos ámbitos”.

El multifacético doctor Mariano Nívoli

“Me siento agradecido del reconocimiento que recibo como médico. Soy profesor universitario de la carrera de Medicina en  la Universidad del Pacífico y en la Uninter. Mucho tiempo también enseñé en la Uninorte. Enseñé también algunas otras materias que no eran Medicina”.

“En Pedro Juan Caballero he diversificado un poco más mis actividades. Me incorporé al Grupo Scout local, que tiene el número 47 y se encuentra activando en el medio de las plazas Panchito López y Pedro Juan Caballero. Estamos entre cuarenta y cincuenta personas, entre las que cumplo la función de dirigente. También hice el curso de bombero voluntario y estoy integrando del cuerpo de los Bomberos Amarillos desde hace cuatro años. Me he dado bien en esos grupos y me mantengo junto a los mismos”.

“Este año formé una familia junto a mi señora Verónica y su hijo William. Estamos viviendo entre los tres acá cerca del Hospital Regional. Me demoré un poco, me tomé mi tiempo, pero soy muy feliz y estoy realizado”.


Comentarios
Publicidad