el nordestino
martes, 27 de septiembre de 2022   06:18 
facebook twitter instagram

Martes 8 de Febrero del 2022
Sobrecorrección: Técnica de modificación del comportamiento derivada del conductismo en la Educación de los Niños
Si quieres corregir un comportamiento inapropiado de tus hijos o eliminar malos hábitos, la sobrecorrección puede ayudarte. En la educación de los niños pueden surgir muchas dudas y conflictos respecto a cómo actuar. Quieres enseñarles lo que está bien, mostrarles el camino correcto y, para eso, a veces debes corregir sus conductas.
Sobrecorrección: Técnica de modificación del comportamiento derivada del conductismo en la Educación de los Niños
Si eres constante en la aplicación de esta técnica, puedes obtener muy buenos resultados sin dañar la relación con el niño. Por ello, no dudes en ponerla en práctica desde hoy mismo. (Foto: Mundo Mujer).
Fuente: Mejor con Salud.
Afortunadamente, las últimas generaciones de padres están en desacuerdo con cualquier castigo que dañe la integridad física o psicológica de sus hijos. Sin embargo, al renunciar a estos estilos autoritarios en ocasiones se ven sin alternativas para educar. Según esta corriente psicológica, toda conducta se mantiene, se incrementa o desaparece en función de las consecuencias que la siguen. Así, si quieres que un niño deje de comportarse de cierto modo, esa conducta debe estar seguida por una consecuencia negativa.



El castigo físico, las amenazas o las humillaciones no son alternativas válidas en ningún caso, ya que estas no educan y causan grandes daños. Sin embargo, tampoco sirve cualquier consecuencia. Es fundamental que esta esté estrechamente relacionada y vinculada con el mal comportamiento del niño. Por ejemplo, si tu hijo ha pintado una pared y le castigas sin ver la televisión, esto no tiene ningún sentido. Debido a la falta de conexión natural entre ambos eventos, difícilmente establecerá una relación y aprenderá una lección valiosa al respecto. En este caso, una consecuencia coherente sería tener que limpiar con sus propias manos la pintura de la pared.



En este caso, la técnica de sobrecorrección va un paso más allá y exagera o extiende la consecuencia para que el aprendizaje sea mayor y más efectivo. Siguiendo con el ejemplo anterior, haría que el niño no sólo limpiase la pintada de la pared, sino que limpiase además todas las paredes de la sala.  Como ves, se trata de una técnica totalmente inocua, que no daña al pequeño de ningún modo y, además le ayuda a aprender de una forma natural y relacionada con su conducta. Ahora bien, existen dos formas diferentes de aplicar; en función de las circunstancias concretas, se podrá elegir la que mejor se ajuste a las necesidades.


La técnica de sobrecorrección va un paso más allá y exagera o extiende la consecuencia para que el aprendizaje sea mayor y más efectivo. Siguiendo con el ejemplo anterior, haría que el niño no solo limpiase la pintada de la pared, sino que limpiase además todas las paredes de la sala. (Foto: Divulgación).
La técnica de sobrecorrección va un paso más allá y exagera o extiende la consecuencia para que el aprendizaje sea mayor y más efectivo. Siguiendo con el ejemplo anterior, haría que el niño no solo limpiase la pintada de la pared, sino que limpiase además todas las paredes de la sala. (Foto: Divulgación).

Comentarios
nordestinos
Publicidad
nordestinos
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
nordestinos
Publicidad
Publicidad