el nordestino
jueves, 19 de octubre de 2017   00:47 
facebook twitter gmail
version movil

Jueves 28 de Septiembre del 2017
El tradicional Rodeo Americano será uno de los principales atractivos de la XXII Feria Internacional Expo Amambay
Con la participación de jinetes profesionales de todo el Brasil, el Rodeo Americano se iniciará el jueves y culminará el domingo, garantizando al público cuatro días de pura emoción, diversión y adrenalina. La doma de animales no será sólo de caballos, sino también de toros.
El tradicional Rodeo Americano será uno de los principales atractivos de la XXII Feria Internacional Expo Amambay
El Rodeo Americano del que participan jinetes profesionales que recorren todo el Brasil, se inicia el jueves y culmina el domingo, garantizando al público cuatro días de pura emoción, diversión y adrenalina. (Foto: ADN Digital).
Fuente: elnordestino.com
Desde su primera edición en el año 1996, el Rodeo Americano estuvo siempre presente en la Expo Amambay como uno de los principales atractivos a partir de la segunda parte del desarrollo de la muestra.

Esta modalidad de competencia ecuestre de mucha aceptación en Brasil, fue a lo largo de estos años, veintidós ediciones de la Expo Amambay, algo que no se da en otras exposiciones, inclusive en la de Mariano Roque Alonso, donde existen otros tipos de competencias ecuestres.

El Rodeo Americano del que participan jinetes profesionales que recorren todo el Brasil, se inicia el jueves y culmina el domingo, garantizando al público cuatro días de pura emoción, diversión y adrenalina.

En esta modalidad, la doma no es únicamente de caballos sino también de toros, lo que hace más atractivo aún el espectáculo que cada noche llena las gradas con capacidad para más de cinco mil espectadores.

Un deporte espectáculo de nivel internacional

Esta mezcla de deporte-espectáculo, hoy practicado sobre todo en EE UU, Canadá, México e incluso Australia, se remonta como tal a la década de 1820-1830, cuando los vaqueros norteamericanos empezaron a reunirse periódicamente para demostrar sus habilidades como criadores, entrenadores y jinetes de caballos. Para ello, se inspiraron en las tradicionales técnicas de doma y equitación que los españoles habían extendido durante el siglo XVIII por lo que hoy es el norte de México, Texas, Nuevo México y California.

Tras la Guerra Civil norteamericana, los vaqueros que guiaban el ganado empezaron a competir de forma informal en exhibiciones en las que cabalgaban y atrapaban con lazo a los animales. Estos eventos atraían a una multitud de curiosos y, así, en 1888 tuvo lugar la primera competición profesional en Prescott, Arizona. Entre 1890 y 1910 los rodeos se convirtieron en espectáculos de masas y poco después ya se consideraban una competición deportiva más. 
Comentarios
Publicidad
Publicidad
Publicidad