el nordestino
martes, 26 de septiembre de 2017   16:00 
facebook twitter gmail
version movil

Domingo 6 de Agosto del 2017
La Industria Nacional del Cemento pone en marcha los primeros equipos del Proyecto Cambio de Combustible
Con la nueva Sala de Control en funcionamiento arrancó oficialmente el molino de harina de la Planta Industrial de Vallemi, iniciando de esa manera la última etapa del “Proyecto Cambio de Combustible del Horno de Clinker”, innovación postergada por más de veinte años.
La Industria Nacional del Cemento pone en marcha los primeros equipos del Proyecto Cambio de Combustible
Se inició oficialmente el arranque del molino de harina y del acondicionamiento de gases y molienda de crudo, partes importantes para el funcionamiento total de la planta. La etapa de pruebas y ajustes es la última. (Foto: Industria Nacional del Cemento).
Fuente: Industria Nacional del Cemento.
Uno de los proyectos estratégicos y más emblemáticos de la Industria Nacional del Cemento es el denominado “Cambio de Combustible del horno de Clinker”. Éste consiste en el cambio del sistema de combustión del horno instalando un multiquemador a través del que será posible el reemplazo del fueloil por petcoque - coquee de petróleo-, como combustible principal con posibilidad de utilizar chips de cubierta, desechos hospitalarios y forestales como combustible alternativo.

El fueloil tiene un costo de USD 750 por metro cúbico mientras queel petcoque se cotiza en el mercado a USD 250 por tonelada, diferencia con la que se estima el ahorro de unos USD 500 por tonelada, solamente en combustible.

Este jueves, desde la nueva Sala de Control Central, se inició oficialmente el arranque del molino de harina y del acondicionamiento de gases y molienda de crudo, partes importantes para el funcionamiento total de la planta. La etapa de pruebas y ajustes es la última. Una vez culminada el horno funcionará con nuevo combustible al mismo tiempo de aumentar paulatinamente la producción de Clinker de 2000 a 2200 toneladas por día.

En paralelo está concluyendo el montaje del nuevo enfriador de Clinker -que acelerará su proceso de enfriamiento para lograr mayor actividad y el principal cuello de botella en los últimos años-, así como el montaje del nuevo molino y transporte de carbón y el cambio del electrofiltro –control de emisiones-, y de los refractarios además del sistema de transporte.

Este proyecto sumado al Secador de Puzolana –inaugurado en marzo de este año- y al nuevo molino de cemento – en plena ejecución-, la Cementera Nacional reducirá el precio del cemento de Gs. 39.800 a Gs. 36.500 por bolsa a los distribuidores además de duplicar la producción de cemento a 180 toneladas diarias -80 toneladas más de lo producido actualmente-, la fabricación del cemento CPII-40 de mayor durabilidad, aumento del market share a casi 80% y por ende, generar facturación adicional de USD 50 millones por año.

Comentarios
Publicidad
Publicidad
Publicidad