facebook
el nordestino
viernes, 28 de julio de 2017   02:37 
facebook twitter gmail
version movil

Miércoles 28 de Junio del 2017
Multitudinario festejo por los 107 años de héroe de la Guerra del Chaco en la ciudad de Concepción
El excombatiente de la Guerra del Chaco Ladislao Cabral Ferreira cumplió 107 años. Familiares, que llegaron de diferentes puntos del país a la ciudad de Concepción, organizaron un festejo para el héroe. Durante su servicio militar su regimiento fue el 2 de Mayo.
Multitudinario festejo por los 107 años de héroe de la Guerra del Chaco en la ciudad de Concepción
Después de concluir la guerra trabajó como sastre y luego aguatero, vendía agua en carro por los barrios de Concepción, es fanático del club Cerro Porteño y a nivel local del club Mariscal López, además de ser del Partido Febrerista. (Foto: Diario ABC Color).
Fuente: Diario ABC Color.
El héroe nació en Atyrá el 27 de junio de 1910, pero desde pequeño vivió en la ciudad de Concepción. En 1930 salió del cuartel y fue uno de los primeros en presentarse cuando se iniciaron las movilizaciones para ir al Chaco en 1932. Durante su servicio militar su regimiento fue el 2 de Mayo. En la contienda perteneció al Regimiento de Infantería N° 18 “Pitiantuta”.

Sus familiares organizaron el domingo 25 el festejo anticipado porque el lunes es día laboral y muchos de sus descendientes no iban a poder llegar para la celebración. La casa del benemérito, ubicada en el barrio centro de esta capital departamental, fue ornamentada con una bandera paraguaya que con ayuda del viento que se tuvo flameaba orgullosa. Asimismo, varias inscripciones en homenaje al excombatiente fueron escritas en distintas partes de la vivienda con el fondo de los colores patrios.

Don Ladislao Cabral Ferreira tomó parte activa del agasajo. El héroe recordó que fue partícipe de la batalla de Cañada Strongest que se libró entre el 10 y el 25 de Mayo de 1934. Fue herido en la pierna derecha en uno de los combates contra el ejército boliviano y rememoró que para ser mejor asistido tuvo que ser trasladado a un puesto sanitario que tenía el ejército paraguayo durante la contienda y para ello sus superiores lo montaron en un burro que tenía consigo su cría.

“Di dos vueltas de ysypo al cuello del animal y con una faja que había quitado de un soldado boliviano cubrí mi pierna herida. En una parte del viaje el burro se tropezó y caí al suelo”, recordó. Luego de haber sido herido ya no regresó al campo de batalla.

Después de concluir la guerra trabajó como sastre y luego aguatero, vendía agua en carro por los barrios de Concepción, es fanático del club Cerro Porteño y a nivel local del club Mariscal López, además de ser del Partido Febrerista.

Descendientes. El héroe tuvo un total de once hijos de los cuáles siete continúan vivos, tiene veintiocho nietos, cuarenta  un bisnietos y tres tataranietos. Sus descendientes viven en diferentes puntos del país y el domingo 25 muchos de ellos llegaron para el festejo.

Comentarios
Publicidad
Publicidad
Publicidad