el nordestino
jueves, 23 de marzo de 2017   07:28 
facebook twitter gmail

Domingo 1 de Mayo del 2016
Quince años de Caballeros del Asfalto Moto Club de la ciudad de Pedro Juan Caballero
Un motoclub es una agrupación de entusiastas de las motocicletas, cuyo fin es compartir su afición y su amistad. Son clubes las asociaciones privadas, integradas por personas físicas o jurídicas, que tengan por objeto la promoción de una o varias especialidades deportivas ligadas al motociclismo.
Quince años de Caballeros del Asfalto Moto Club de la ciudad de Pedro Juan Caballero
Actualmente los Caballeros del Asfalto estamos conformados de veinte personas; quince de Pedro Juan Caballero, un integrante de Campo Grande, un integrante de la ciudad americana de San Pablo, y tres integrantes de la ciudad de Concepción. (Foto: Diego Lozano).
Fuente: elnordestino.com (edición impresa).
Con frecuencia organizan eventos o concentraciones de motocicletas con el fin de reunir a un amplio grupo de gente, pertenezcan o no al moto club.

Francisco Barreto es presidente y fundador de Caballeros del Asfalto Moto Club de Pedro Juan Caballero, que viene completando quince años de actividad. En una charla nos contó un poco de la historia del grupo y también de los proyectos.

Caballeros del Asfalto, el primer moto club de Pedro Juan Caballero


“Nuestro moto club es el primero en Pedro Juan Caballero. Fue fundado un primero de diciembre, aniversario de la ciudad, del año dos mil. Surgió en una reunión de amigos, queriendo hacer muchas cosas, teniendo muchos sueños, que son de motociclistas. De ahí nació el Caballeros del Asfalto Moto Club”.

“Contando de que ya tenemos quince años de actividad, tenemos experiencias totalmente positivas, vivencias de motociclistas. Estamos siempre cada día más unidos. Nuestro club es considerado una familia porque todas nuestras familias están involucradas; nuestras esposas, novias, hijos… todos están involucrados en el Caballeros del Asfalto Moto Club”.

“La convivencia es normal, como la familia. Nuestro objetivo es hacer obras benéficas y sociales, hacer amistades en nuestros viajes. Siempre hacemos encuentros con los países vecinos y otras ciudades del Paraguay. En todos los de moto encuentros siempre es muy pedida de la presencia de los Caballeros del Asfalto y siempre hacemos lo posible para que los integrantes estemos participando de esos eventos”.

Un grupo de veinte amigos

“Actualmente los Caballeros del Asfalto estamos conformados de veinte personas; quince de Pedro Juan Caballero, un integrante de Campo Grande, un integrante de la ciudad americana de San Pablo, y tres integrantes de la ciudad de Concepción”.

“Venimos teniendo experiencias de vida muy buenas; la amistad de los amigos y la convivencia son cosas muy positivas. Le recomiendo a la gente que si tienen posibilidad de practicar este hobby, en nuestro moto club son muy bienvenidos. El problema de todo es querer y no pensar que al entrar ya tenés que comprar una motocicleta de cuarenta mil dólares. Uno tiene que empezar de abajo e ir quemando etapas, como todo en la vida. El espíritu del motociclista no se compra, porque se nace con ese espíritu”.


Recomendaciones para los más jóvenes

“Vemos que a veces los jóvenes no agarran bien el espíritu de motociclista y quieren imitar cosas que no se deben hacer. Es cuando no hay respeto por las leyes. Nuestras recomendaciones son sobre todo no andar al margen de la ley, usar el casco protector, mantener todas las documentaciones en regla y no efectuar maniobras o exhibicionismos con una motocicleta. Se debe utilizar la moto para su propósito, que es trasladarse. En nuestro caso lo utilizamos como hobby, lógicamente respetando todas las leyes y también el medio ambiente, respetando la propia naturaleza”.

Los cuestionamientos de los padres


“A veces los padres por una cuestión de seguridad, miedo o sobreprotección de los hijos, no quieren saber nada de motos. Está el famoso cuestionamiento ¿porque te comprás una moto en vez de comprarte un autito? El espíritu de motociclista es muy importante; el amor a las dos ruedas y la pasión, respetando todas las leyes de tránsito. La moto sirve para un andar diferente; uno se siente libre. Hay que respetar la máquina, no querer ser más que la máquina. En esto es lo que la gente se equivoca y pasan los accidentes. Conducen habiendo consumido alcohol en forma excesiva y se dejan llevar por la adrenalina, eso hay que controlar. No es recomendado manejar alcoholizado en la moto o habiendo consumido cualquier tipo de droga. Les recomendamos a los jóvenes que están entrando en el mundo del motociclismo tener amor propio. Cuando te subís en una moto siempre tenés que recordarte que alguien te está esperando en tu casa y cuidarte”.

Comentarios
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad
Publicidad